Taller de violín

Tiene como objetivo educar por medio de la música; adquiriendo con los métodos, diversas habilidades como la sensibilidad a su entorno y disciplina que se requiere para tocar un instrumento.

Promover en los niños el desarrollo motriz y de postura necesarios para tocar el instrumento; apropiar un repertorio inicial para violín; desarrollar la aptitud rítmica, la de percibir alturas y ubicarlas en el instrumento.

Fomentar en los niños y sus familias la escucha de un amplio repertorio de música interpretada con el violín, clásica y popular, para que el lenguaje musical forme parte de familia lo que le permitirá en el futuro que los niños y niñas puedan interpretar cualquier instrumento.

El curso se trabajó con el método “SUZUKI”.  Suzuki no desarrolló su método para entrenar a músicos profesionales, sino para ayudar a los niños a desarrollar sus capacidades como seres humanos. Él dijo: “la enseñanza de la música no es mi propósito principal. Deseo formar a buenos ciudadanos, seres humano nobles. Si un niño oye buena música desde el día de su nacimiento, y aprende a tocarla él mismo, desarrolla su sensibilidad, disciplina y paciencia, adquiere un corazón hermoso”.

Los alumnos lograron adaptarse a la modalidad a distancia provocada por la actual pandemia, descubriendo nuevas formas de aprender e inventando métodos propios para su práctica diaria.

Aunque en el taller las clases son grupales cada alumno avanza a su propio ritmo, lo que permite dar una atención más personalizada para resolver las dudas individuales que se presentan al tiempo que son participes de la retroalimentación a sus compañeros, fomentando así la convivencia, compañerismo y coevaluación para con sus iguales.

Categorías

Abrir chat