LA IMPORTANCIA DE DESARROLLAR NUESTRAS HABILIDADES SOCIOEMOCIONALES

Durante muchos años dentro de la educación formal, la prioridad por desarrollar conocimientos temáticos en los alumnos había sido latente en nuestra sociedad, aparentemente el que más sabía era el alumno que mejor se estaba desarrollando, lo más importante era contar con información, el uso de la memoria era prioritario y sobre valorado, no importaba que se hacía con lo que se sabía siempre y cuando se pudiera demostrar todo el conocimiento que se tenía archivado.

En la actualidad esta tendencia se ha venido modificando y ahora ese conocimiento debe estar siempre acompañado por el desarrollo de ciertas habilidades, destrezas y actitudes que permitan al alumno saber emplear lo que sabe, de manera eficiente y que esto le permita resolver problemas de su contexto actual y sobre todo real.

Pero existe también una nueva tendencia que más bien es considerada una necesidad, esto es el desarrollo de las habilidades socioemocionales, ya que en la sociedad actual, tan necesario es tener conocimientos, como el saber aplicarlos, pero que estos a su vez se apliquen en un contexto que acompañé mejor a nuestra sociedad, es decir que nos permita trabar de manera colaborativa, que nos permita ser empáticos, así como desarrollar altos niveles de tolerancia a la frustración etc. Es decir que nuestra sociedad actual demanda que sepamos hacer las cosas y también que la forma en que las hacemos sea con calidad.

Dentro de las habilidades socioemocionales más demandadas en la actualidad se encuentra la capacidad para entender y regular las emociones, es decir que es importante que sepamos identificar ¿qué es lo que sentimos? Y también tener la habilidad para regular la magnitud en cómo lo sentimos; manejar nuestros enojos y alegrías, la frustración y la dicha, por ejemplo, son cualidades humanas que nos permiten desempeñarnos de forma madura y condescendiente. También es importante desarrollar la empatía, para comprendernos y comprender al otro, de esta manera las interacciones que tendremos con las demás personas podrá ser de mejor calidad. 

A su vez, esto conlleva la capacidad de desarrollar relaciones humanas positivas, es decir que aprenderemos a rodearnos de mejores personas que contribuyan a nuestro desarrollo integral, y de la misma manera impactar nosotros en ellos para que el desarrollo social se convierta en responsabilidad de todos. Por otro lado la capacidad de tomar decisiones responsables se ha convertido en una prioridad para nuestra sociedad ya que necesitamos aprender no solo a decidir, sino decidir correctamente y que dichas decisiones no afecten a los demás, por el contrario, pensar que el beneficio que se obtiene es mayor cuando alcanza para los demás. 

Por último, pero no menos importante se destaca la capacidad para definir y alcanzar metas personales, lo cual, por si solo enmarca su propia importancia, ya que el saber plantearnos metas y, sobre todo trazar caminos para alcanzarlas hará la diferencia entre ser o no una persona exitosa.

Estas habilidades socioemocionales mencionadas no son las únicas a desarrollar, pero son un buen punto de partida para que nuestros adolescentes comiencen a sentar las bases de su éxito personal y social.

Categorías

Abrir chat