DORMIR BIEN PARA APRENDER MEJOR

En la actualidad el ritmo de vida puede derivar ciertas condiciones de estrés tanto en adultos como jóvenes y niños, esto se llega a traducir en trastornos del sueño que traen consecuencias desfavorables en nuestro rendimiento diario, pero también es cierto que existen condiciones en las que nosotros mismos decidimos no tomar tiempos adecuados para el descanso, por ejemplo, hoy en día en la gran mayoría de las casas, se cuenta con infinidad de dispositivos como televisión, computadora, consola de videojuegos, celular etc.

Y el tiempo que generalmente los adolescentes dedican a estos es muy grande, y la realidad es que cuando no hay supervisión por parte de los padres de familia, el uso de estos dispositivos se da en tiempos excesivos que regularmente se extienden durante altas horas de la noche; pero, independientemente de los motivos por los que un adolescente no descanse correctamente y duerma durante un tiempo adecuado, es necesario tomar consciencia de la importancia que el sueño de calidad tiene para nuestras vidas.

Dormir bien y tener un sueño reparador y de calidad es fundamental para llevar una vida saludable que nos permita desempeñarnos en nuestras actividades diarias, esto se ve reflejado claramente en los resultados y el desempeño que un adolescente puede tener durante el día, los beneficios científicamente comprobados de un tiempo de sueño de calidad son entre muchos otros; tener un mejor rendimiento laborar y/o académico, mejora los niveles de concentración durante el día, permite una correcta oxigenación diaria a nuestro cerebro, la piel se mantiene sana al igual que nuestro cabello, la memoria funciona de una mejor manera etc.

Existen muchas recomendaciones por parte de expertos que se pueden llegar a facilitar el contar con mejores hábitos de sueño, como por ejemplo:

  1. crear una rutina de sueño y acostarse a dormir a la misma hora todos los días
  2. evitar las siestas prolongadas de más de 1 hora durante el día
  3. despertarse todos los días a la misma hora para generar una rutina
  4. evitar bebidas con altos niveles de cafeína, al menos 4 hrs antes de dormir
  5. no realizar actividades que requieran mucha actividad cerebral antes de irse a dormir, como por ejemplo: ver la televisión, navegar por internet, jugar videojuegos etc.
  6. Evitar irse a dormir con preocupación, enfado, hambre etc.
  7. No utilizar la cama para estudiar, comer, jugar etc.
  8. Evitar repasar mediante el pensamiento las actividades que hemos realizado durante el día
  9. Evitar comer en demasiado antes de irse a dormir
  10. Dormir en una habitación con iluminación disminuida tratando de evitar ruidos ambientales.

Estas recomendaciones son básicas y pueden ser adoptadas por cualquier persona que tenga intención de mejorar sus hábitos de descanso, al final del día es importante reconocer que cada persona somos responsables de nuestra propia salud y bienestar, ser conscientes de aquello que necesitamos mejorar nos permitirá seguir creciendo y desarrollándonos como personas de manera integral. Así que el ahora siempre es el momento correcto para cambiar y mejorar nuestros hábitos.

Categorías

Abrir chat