Taller de expresión corporal: Conecta-T

Conéctate es un taller enfocado a adolescentes y niños en donde cada uno aprende la importancia de la expresión corporal por medio de actividades personales, así, los ayudamos a enriquecer y aumentar sus posibilidades comunicativas, contribuimos al desarrollo y dominio de sus emociones, así como la exploración de las posibilidades creativas.

La importancia de abarcarlos en etapas tempranas como es la infancia y la adolescencia es por la necesidad de enseñar a expresarse con el cuerpo y de volverlos seres más sensibles ya que el estado sentimental juega una parte muy importante en el desarrollo de nuestro pequeño, ya que intervienen ámbitos tales como el social, el cognitivo, el lingüístico, el motor, el creativo y el afectivo.

El desarrollo emocional que se maneja dentro de nuestras actividades es para el crecimiento y conocimiento de sus valores personales y sociales. Un ser humano afectivo que comprende su sentir, entiende su cuerpo y lo controla, es una persona capaz de poder intervenir en su sociedad de forma segura, empática y creativa, ya que no solo se dedica a conocerse a sí mismo, sino que lo vuelve un ser más sensible con los demás, analiza la situación y la modifica.

Los resultados del taller fueron gratificantes, al iniciar el ciclo escolar los chicos no sabían cómo comunicarse, no hablaban cuando se les daba la palabra y respondían de manera monótona, casi forzada, haciendo caso omiso a sus emociones, sabiendo la importancia que tienen estos en la intimidad de las personas. Las actividades no solo los ayudaron a conocerse y a resolver sus respectivas dudas acerca de “lo bueno y malo de sentir” los ayudo a tener responsabilidad afectiva en su entorno social, a saber, cuándo, cómo y de qué manera podían expresarse. Terminando el ciclo escolar los chicos contaban con la noción de lo que su cuerpo les transmitía, emocionalmente se encontraban estables porque sabían cómo manejarse, se conocieron tanto que les permitió dejar que los demás les conocieran, de la misma manera se volvieron empáticos y participativos en el grupo, a pesar de que las actividades eran personales, les gustaba aportar y compartir sus experiencias para nutrir la clase.

Se les enseño la importancia de la palabra, de la postura, de las respiraciones, el papel tan importante que juega la imaginación, a la resolución de problemas a partir de las emociones, a que pueden ser escuchados y a comunicarse por medio del cuerpo.

La reflexión de cada actividad era el valor de la comunicación afectiva, volver a nuestros niños seres más sensibles los ayuda a desenvolverse dentro de su sociedad de manera responsable, al crecer, su desarrollo emocional le permitirá una comunicación certera, efectiva y gratificante para su beneficio, sin necesidad de daño a terceros.

Categorías

Abrir chat