TRABAJO EN LINEA

No basta pues, con cambiar al individuo, puesto que esta tarea es imposible si no cambian las reglas que ordenan la convivencia entre los hombres. 

Felipe González

Desde finales de Marzo de este año, se dio un salto a la modalidad de clases en línea, debido a la emergencia sanitaria generada por COVID-19. Donde rápidamente los profesores nos hemos adaptado a la nueva metodología para encontrar nuevas formas de mantener a los alumnos interesados en sus asignaturas.

Personalmente creo que ha sido un gran desafío, ya que fue muy rápido, dadas las circunstancias y había que darles una señal a los estudiantes que estábamos preparados para afrontar estas dificultades.

Al principio tenía mis inquietudes respecto a cómo serían las clases y a la interacción de los alumnos, pero a medida que fue pasando el tiempo y el proceso de adaptación, se fue facilitando el trabajo.

Otro  desafío conforme iba avanzando el tiempo era como mantener el interés de los estudiantes durante la clase, por lo que había que buscar herramientas para darle dinamismo a la materia y no perdieran el interés por la misma.

Actualmente los docentes nos encontramos experimentando con algo no previsto, toda una aventura con la que no contábamos y de la que no tenemos referencias válidas previas.

Esta situación ha hecho que cada centro y, me atrevería a decir que cada maestro, a pesar de emplear cosas muy parecidas a las del resto, esté tratando este tema de la mejor forma para su propia realidad educativa y teniendo en cuenta también su formación y líneas metodológicas a seguir.

 Personalmente ha sido una experiencia de renovación, de experiencia, de emociones encontradas, pero sobre todo de aprendizaje. 

Categorías

TRABAJO EN LINEA

No basta pues, con cambiar al individuo, puesto que esta tarea es imposible si no cambian las reglas que ordenan la convivencia entre los hombres. 

Leer más »