La educación, eje transformador del individuo en la sociedad

Frente a las transformaciones económicas, políticas, sociales y culturales del mundo contemporáneo, las escuelas particulares en Puebla han presentado diversos retos en una sociedad que requiere un nuevo tipo de trabajador, más flexible y versátil, capaz de pensar y aprender constantemente, que satisfaga las necesidades y demandas dinámicas que se diversifican en cantidad y calidad. 

La escuela también debe desarrollar conocimientos, habilidades y cualidades para el ejercicio autónomo, consciente y crítico de la ciudadanía. Para eso, debe articular conocimiento para el mundo de las relaciones y trabajo

La educación es, por sus orígenes, sus objetivos y funciones, un fenómeno social, al estar relacionada con el contexto político, económico, científico y cultural de una sociedad históricamente determinada. De este concepto se puede deducir que, si bien la educación es un proceso constante en la historia de todas las sociedades, no es la misma en todos los tiempos y en todos los lugares; porque está vinculada al proyecto del hombre y la sociedad que quiere ver emerger a través del proceso educativo. De igual manera, las necesidades en determinados tiempos llevan a que el proceso de aprendizaje varíe.

La educación es, por tanto, un proceso social que encaja en una determinada concepción del mundo, que establece los fines para alcanzar por el acto educativo en consonancia con las ideas dominantes en una sociedad determinada. El fenómeno educativo no puede, por tanto, entenderse de forma fragmentada o como una abstracción válida para cualquier tiempo y lugar, sino como una práctica social, históricamente situada en una realidad total, que implica aspectos valorativos, culturales, políticos y económicos.

Tanto la teoría como las prácticas educativas de las escuelas privadas en Puebla se desarrollan, predominantemente, de acuerdo con los parámetros dominantes en un momento histórico determinado, lo que lleva a la educación a funcionar esencialmente como un elemento reproductor de las condiciones científicas, políticas, económicas y culturales de una sociedad determinada.

La educación como arma poderosa

En un mundo marcado históricamente por guerras y conflictos, vemos el arma como sinónimo de vencer al enemigo en una batalla; sin embargo, el arma más poderosa que tiene el ser humano es la educación porque con esta un individuo se puede volver más crítico lo que lleva a tener mejores oportunidades laborales y una mejor calidad de vida.

Las escuelas particulares en Puebla entienden la educación como un acto de conocimiento individual que lleva a una transformación social, porque permite cambiar las estructuras mentales y paradigmas que tiene una persona.

La educación es un derecho fundamental que ayuda no solo al desarrollo de un país, sino también a cada individuo. Su importancia va más allá de incrementar los ingresos individuales o las posibilidades de conseguir un empleo. A través de la educación garantizamos nuestro desarrollo social, económico y cultural.

La educación debe ser responsable de la formación del pensamiento crítico y de igual manera debe ser responsable de la formación personal y humanística de los futuros ciudadanos del país. La forma en que cada uno imagina el propósito de la educación es lo que da sentido a la práctica escolar cotidiana en las mejores escuelas privadas de Puebla.

Relevancia de la educación en la transformación individual

La enseñanza efectiva permite formar estudiantes críticos y reflexivos para el mundo que tengan la capacidad de juzgar, analizar por sí mismos y llevar a cabo soluciones y actividades de manera autónoma. Esto con el propósito de que los alumnos tengan protagonismo en su educación y por su cuenta sigan aprendiendo.

Importancia en la educación en la transformación social

Lucha contra la pobreza 

Cuantas más personas estudien, más oportunidades tendrán en el mercado laboral. Una persona que ha obtenido un título de posgrado tiene más probabilidades de conseguir un trabajo que alguien que no ha aprendido a leer y escribir. Los que estudian también ganan más: el salario de un estudiante de posgrado es más alto que el que reciben los analfabetos funcionales.

Si todos los estudiantes de los países de bajos ingresos dejaran la escuela sabiendo leer, 71 millones de personas podrían escapar de la pobreza. Cada año adicional de escolaridad aumenta los ingresos individuales hasta en un 10%.

Hace crecer la economía

Los países que priorizan la educación de calidad en las últimas décadas han registrado un crecimiento económico superior al promedio. El informe de la UNESCO mostró que cada año adicional de escolaridad aumenta el PIB anual promedio en un 0.37%. El aumento de la tasa de empleo y el consumo también se traduce en más impuestos recaudados por el gobierno, lo que, en teoría, se traduce en mejoras sociales.

Reduce la violencia

Así como la educación es capaz de incidir en la reducción de esta desigualdad, también contribuye a una sociedad menos violenta, ya que ayuda a superar la intolerancia. La educación es fundamental para ganar la batalla contra la ignorancia y la desconfianza que están en el centro del conflicto humano. La educación promueve el entendimiento, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y grupos raciales o religiosos a pesar de las diferencias y brechas existentes.

Garantiza el acceso a otros derechos

El acceso a la educación permite a las personas ser conscientes de que son sujetos de derechos, es decir, que tienen derechos garantizados por la ley y pueden exigir su cumplimiento y la manera más adecuada de la implementación de políticas públicas (salud, trabajo, asistencia social, entre otros) a favor de los suyos y de las generaciones futuras, sin descuidar el entorno en el que viven.

Ayuda a proteger el medio ambiente

La educación ayuda a preservar el medio ambiente, educando a las personas para que tomen decisiones sostenibles, que satisfagan las necesidades presentes sin dañar a las generaciones futuras. Los ciudadanos más conscientes buscan reducir los impactos de nuestras actividades sobre los recursos naturales, entendiendo que la naturaleza es de todos y no solo de quienes tienen una escritura. En una época de calentamiento global, cambio climático y cambios profundos en la vida, es fundamental educar para vivir en equilibrio en el planeta. En este asunto, nadie puede quedarse fuera, porque su acción está por encima de todos.

Aumenta la felicidad

También se dice que las personas que estudian más son más felices que las que no han estudiado o no pudieron estudiar. El estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico mostró que la satisfacción personal entre las personas que estudiaron hasta un nivel superior es mayor que la satisfacción de las personas que dejaron la escuela secundaria porque se sienten autosuficientes y con un mayor conocimiento para ser más críticos e independientes.

Fortalece la democracia y la ciudadanía

Los ciudadanos más críticos son conscientes de sus derechos, colaboran más para que la sociedad cumpla con sus deberes cívicos. Una encuesta en 27 países mostró que el 80% de los jóvenes con educación superior van a las urnas, mientras que el número de los que no tienen educación superior cae al 54%. El estudio también encontró que los adultos más educados están más comprometidos socialmente.

Ayuda a comprender el mundo

Todavía existe la ilusión de que estudiar es solo una forma de abrir puertas al mercado laboral. La educación es mucho más que eso. Se equivocan quienes imaginan que reflexionar sobre el mundo en el que viven solo es importante para académicos o intelectuales. Comprender el mundo es importante para cualquier ser humano para ejercer acciones de mejora ante las problemáticas.

Nos convierte en ciudadanos del mundo

La educación es fundamental para el crecimiento del pueblo mexicano en su conjunto. Es la herramienta indispensable para que cada individuo sea transformado y, por ende, la sociedad sea más equitativa y vea cambios a favor de las personas para vivir en armonía y con una mejor calidad de vida.

En el mundo globalizado, cada uno de nosotros termina compitiendo en un mercado complejo. Con el crecimiento en la calidad de la educación, también obtenemos un mejor aprovechamiento de las oportunidades en el escenario mundial. Es posible pensar en la competencia global como el conjunto de conocimientos, habilidades y motivaciones para investigar el mundo, reconocer diferentes perspectivas, comunicar ideas y convertirse en un agente de cambio en la sociedad.

La búsqueda de la educación escolar es el derecho social más importante que cualquier ciudadano debe exigir al Estado, principalmente por el hecho de que la educación proporciona los conocimientos necesarios previstos por la ley.

Las escuelas particulares en Puebla han sido indispensables en la transformación individual y social; así como en los retos que se presentan. El Colegio Cultural es la institución que gestiona la educación fomentando los valores bajo un enfoque humanista y constructivista que forme estudiantes integrales para el ahora y el futuro.   Para más información sobre nuestro modelo educativo, pueden escribirnos al WhatsApp +52 (222) 715 2274.

Categorías

LAS MATEMÁTICAS Y LAS PLANTAS

¿Podemos relacionar las matemáticas con el valor esfuerzo a través de la perseverancia y las plantas? En el siguiente artículo te enterarás como los alumnos

Leer más »